Socializan simulacro de tsunami a realizarse este fin de mes

Hasta el despacho del gobernador de la provincia de Esmeraldas, Pablo Hadathy Rodas, llegó Ana Arévalo Villamarín, responsable de la Oficina de la Secretaría de Gestión de Riesgo (SGR) en Esmeraldas, esto con la finalidad de socializar el simulacro con hipótesis de tsunami en las localidades del perfil costero de los cantones de las provincias de Manabí, Esmeraldas, Guayas, Santa Elena y Galápagos.

El mismo está programado para el 31 del presente mes y año, en horas de la mañana, el propósito es mantener viva la memoria histórica vinculada a eventos peligrosos de gran magnitud acaecidos en Ecuador.

“Buscamos generar de lo personal hacia lo familiar y social una cultura de prevención, de esta manera vamos a conmemorar el sismo de magnitud 8.8 con epicentro en el Océano Pacífico, frente a la frontera Ecuador-Colombia suscitado el 31 de enero de 1906”.

Agregó que hace 111 años nuestro País vivió uno de los sismos más grandes registrados en el mundo, logrando producir un tsunami que azotó las costas de Esmeraldas en Ecuador, y Colombia.

De su parte Pablo Hadathy comentó que mientras más medidas preventivas se socialicen con los habitantes de la provincia Verde de Esmeraldas, habrá mejor capacidad de respuesta, “En abril del 2016 vivimos momentos de angustia, de desesperación, cuántas vidas quedaron atrapadas bajo los escombros, los eventos adversos son impredecibles, pero debemos estar siempre alerta ante lo que pueda ocurrir”.

Añadió que participar del simulacro con hipótesis de tsunami ayuda significativamente a saber qué hacer ante lo inesperado, aclaró que muchas veces la desesperación, o la angustia son los verdaderos culpables de las tragedias, a diferencia de quienes han recibido directrices de cómo proceder frente a un evento adverso.

Hadathy recomendó a los habitantes de San Lorenzo, Eloy Alfaro, Rioverde, Atacames, Muisne y Capital Provincial, tomar la agenda del próximo 31 de enero con absoluta responsabilidad, “Muchas veces no perecemos porque nos cae una pared, o algo contundente, perdemos la vida por la serie de imprecisiones a las cuales nos vemos abocados, fruto del total desconocimiento de cómo afrontarlo el evento adverso”.

Escribe aquí tu comentario

comments